Noticias

Recomendaciones para adquirir una red de monitoreo ambiental y sacar su máximo provecho

Las redes de monitoreo ambiental son herramientas que más allá de aportarnos datos y conocimiento de un área específica (que ya es en sí mismo importante) nos permiten tomar decisiones con bases objetivas, evaluar estas decisiones y por tanto, mejorar el entorno monitoreado.

Estas redes requieren del análisis de expertos e interesados, quienes debaten lo que necesitan medir y posteriormente cómo medirlo. En estas etapas donde se formula el proyecto, germinan las ideas de la red con un objetivo claro y es donde definen puntos estratégicos que pueden desencadenar en un proyecto (desde el punto de vista económico, social y sostenible) viable, exitoso y de alto impacto.

Antes de esto valdría recordar lo que reza el antiguo refrán: “Ni tanto que queme al santo ni poco que no lo alumbre.” O en el ámbito de música de cuerdas: “Cuando la cuerda está muy floja, no suena, y si apretamos demasiado, se rompe”. Hay que generar unos requisitos del proyecto, claros y equilibrados. Ni muy débiles como para no cumplir objetivos, ni sobredimensionados que lo convierta en un proyecto inviable o insostenible.

Existe un amplio abanico de factores que pueden afectar el cumplimiento de los objetivos de una red de monitoreo, por ello, a modo general los más importantes a tener en cuenta son los siguientes:

Factores claves para diseñar, adquirir y mantener en operación una red de monitoreo ambiental y sacar su máximo provecho.

Como primera medida, se debe realizar las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuál es el objetivo? ¿Qué requiere medir? ¿Cuáles son los lugares de interés de la medición?

Partiendo de ésta pregunta, se debe obtener con claridad el objetivo de la medida, en qué puntos específicos necesita medir y qué resultados espera obtener,  de aquí se ramifican bloques importantes de trabajo que se pueden estimar con las siguientes preguntas.

  1. ¿Qué variables necesita monitorear para cumplir con dicho objetivo?

Aquí define las variables que realmente necesita medir y que proyecta que pueda necesitar en un futuro próximo. Estas variables se deben evaluar en una matriz de Importancia en donde se puedan priorizar.

  1. ¿Qué Resolución, nivel de precisión y calidad requiere de los equipos de medición para las diferentes variables?

Teniendo claro las variables que necesita, el nivel de importancia de éste dato, y la calidad que requiere, es importante definir las características de los equipos que necesita para su red. Esto facilita la selección de sensores y dataloggers en la gama más acertada.

Todo esto es necesario para obtener tecnología que sea confiable y que cumpla los requisitos de medida.

  1. ¿Qué tipo de comunicación necesita para cumplir su objetivo? ¿Es necesario datos continuos o es posible horarios, diarios, indiferente, etc.?

Un tema crucial es disponer de la información en el momento oportuno, por ello la transmisión de datos es uno de los pilares de las redes y vale la pena ser tratado en otra publicación. De nada sirve los mejores sensores, la mejor instalación y el mejor grupo de operación y mantenimiento si la información no llega a tiempo para ser analizada y tomar decisiones. Para los casos de alertas tempranas se apalancará su prioridad.

Ejemplo de tecnologías para descarga de datos: Descarga manual, punto de red, GPRS, 3G, Radio, satelital, etc. Cada tecnología posee unos costos asociados significativos que deben ser evaluados para definir la viabilidad y permanencia de la red.

  1. ¿Quién operará la red después de instalada?

El personal que opere los equipos deberá ser de nivel técnico, capacitado, que conozca el funcionamiento y mantenimiento que indica el fabricante y/o proveedor y debe realizarlo en los periodos adecuados para poder garantizar la vida útil de los equipos y lo más importante, la confiabilidad de los datos.

Esto lo puede realizar el mismo interesado de la red, o un tercero. En ambos casos la necesidad de apoyo es indiscutible para mantener ésta en condiciones óptimas por años.

Resumiendo:

Existen varios factores importantes para adquirir y operar una red de monitoreo ambiental de la forma más adecuada. La clave es no descuidar alguno de ellos pues puede afectar parcial o totalmente los objetivos del proyecto.

Tener claro el objetivo de la red; definir los sitios más adecuados para la medición, igualmente definir de manera acertada los sensores y equipos requeridos para su adquisición, identificar la tecnología de transmisión de cada estación y realizar un plan de mantenimiento y calibración que garantice la correcta operación y confiabilidad de los datos.

En una próxima publicación, se ahondará en estos factores para identificar con más detalle las claves del éxito de una red de monitoreo.